Noticias  

La maternidad subrogada en Nepal puede hallarse marginada de la ley.

La corte suprema de justicia de Nepal ha decidido suspender todos los programas de maternidad subrogada del país. Esta medida llamó particularmente la atención de los medios de comunicación australianos y israelíes. En efecto, después de haber sido prohibida de hecho la maternidad subrogada en Tailandia, Nepal se convirtió para los ciudadanos de estos paises en la nueva Meca de las técnicas de reproducción asistida. Las parejas que van a Nepal con la esperanza de tener un niño son personas con ingresos modestos que no pueden permitirse los servicios de una madre subrogada en EE.UU., en Canadá o en Rusia y que se han resuelto conscientemente a asumir este riesgo. El coste medio de un programa de subrogación en este país alpino ascendía hasta hace poco tiempo a 30.000 euros. Es muy probable que los precios ahora suban.

Debido a la necesidad acuciante de divisas extranjeras, las autoridades nepaleses promovían hasta cierto grado el desarrollo de esta industría en el país. Cabe señalar que Nepal es uno de los pocos países donde los programas de subrogación están abiertos tanto a parejas heterosexuales como homosexuales. Alrededor de cien bebés concebidos por maternidad subrogada deben nacer en Nepal dentro de poco tiempo.

Servicio de información surrogacy.ru

Esta noticia fue comentada por Konstantin Svitnev, director de la compañía "Rosjurconsulting" y especialista en derecho reproductivo:

"De momento no se trata de una prohibición completa de la subrogación en este país asiático, sino de una prohibición temporal de poner en marcha nuevos programas de maternidad subrogada. Esta decisión es una medida cautelar mientras la Corte suprema de Justicia de Nepal examina la denuncia de no conformidad de esta técnica de reproducción asistida con las leyes locales. La Corte suprema adoptará una decisión final a mediados de septiembre 2015. Es muy probable que sean impuestas restricciones severas de la misma manera que lo hicieron las autoridades militares de Tailandia, reduciendo así a la nada esta industria que hasta hace poco prosperaba.

En Nepal ya existen ciertas restricciones en esta esfera. Así, se prohibe el recurso a las mujeres nepaleses en calidad de madres subrogadas. Sin embargo, las agencias especializadas han aprendido a eludir esta prohibición falsificando los papeles de las madres subrogadas, dado que la "exportación" de vientres de alquiler procedentes de la India es un proceso costoso y complicado.

Nepal, al igual que México e Ucrania, se encuentra entre el grupo de los países de alto riesgo para los futuros padres debido a la falta de regulación legal y a la práctica jurídica inconsistente, por no mencionar la desastrosa situación económica y la alta tasa de criminalidad. Aparte de esto, existen serios cuestionamientos sobre el engaño y la explotación de las madres subrogadas así como sobre la no-conformidad con las normas más elementales de higiene y seguridad en las « granjas » locales de « madres subrogadas ».

Noticias