Noticias  

Un niño nacido por subrogación fue devuelto a su madre.

Una historia digna de novela policíaca fue examinada por el tribunal municipal de Moscú: rapto de niño concebido por gestación subrogada y a la cabeza de una fortuna de varios millones de rublos, fuga de la madre subrogada con la recién nacida a Chipre y muerte por envenenamiento del joven especialista en reproducción asisitida, quien había implantado los embriones en la madre subrogada, son otros tantos elementos que fueron expuestos en dicho tribunal. Al final, el tribunal dejó en vigor la decisión de esta instancia inferior y ordenó que devolvieran su hijo a la madre comitente.

Konstantin Svitnev, director de la compañía jurídica "Rosjurconsulting", calificó esta decisión de "triunfo de la ley y del sentido común" en un comentario publicado en su sitio. Publicamos aquí un extracto de este comentario con su permiso.

"La madre subrogada no tiene ningún vínculo genético ni sanguíneo con el niño que lleva en su vientre. No es más que una niñera a la que los padres confían su niño durante nueve meses y que, por supuesto, debe devolverlo al cabo de ese periodo. Sin embargo, hoy en día los padres comitentes pueden ser registrados como sus padres legales sólo con consentimiento de la madre subrogada quien lo gestó. Este consentimiento tiene un carácter meramente formal: confirma el hecho de que la madre subrogada participó en el programa de subrogación y que el niño que estaba en su vientre no le pertenece. Si la madre subrogada se niega a dar su consentimiento y se queda con el bebé, por muy bonitas que sean las palabras que camuflan este rapto (ya que se trata justamente de un rapto), nos hallamos ante un abuso de derecho.

Si la madre se niega a que sean registrados los padres comitentes en el registro de nacimientos, la filiación del niño debe establecerse por vía judicial. Estoy seguro de que esta decisión histórica será un remedio eficaz contra los intentos de chantaje y extorsión por parte de madres subrogadas malintencionadas y que los derechos de todas las partes involucradas en el programa, sobre todo los del bebé, serán protegidos de manera efectiva. »

El texto íntegro del comentario de Konstantin Svitnev está disponible en el sitio de la compañía

Servicio de información www.surrogacy.ru

Noticias